Mirá lo que produce el consumo de alcohol en las “previas”




Hace unos años que se instaló la costumbre en los jóvenes de hacer una “previa” antes de salir a bailar, una práctica que consiste en tomar alcohol desmedidamente en un corto periodo de tiempo.

Estudios anteriores demostraron que el consumo intensivo de bebidas alcohólicas está vinculado con déficits neurocognitivos, un desempeño académico deficiente y comportamiento sexual de riesgo.

Ahora, una nueva investigación descubrió que el “atracón” de alcohol deja secuelas permanentes en el cerebro.

Un grupo de científicos de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y de la Universidad de do Minho (Portugal), estudió la actividad cerebral de jóvenes estudiantes universitarios que beben en España y concluyó que esa práctica perjudica de manera permanente la capacidad del cerebro para procesar información.

Pero lo más preocupante es que esta costumbre excede los fines de semana, ya que los jóvenes realizan esta práctica también en días hábiles.

Los jóvenes suelen consumir cinco o más cervezas en solamente dos horas, lo que conlleva a cambios notorios en la actividad cerebral.

Los investigadores hablaron con la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience y le explicaron que las personas que realizan el Binge Drinking sufren alteraciones parecidas a las que poseen los alcohólicos crónicos.

“Los cambios encontrados podrían indicar una disminución de la capacidad de respuesta a los estímulos externos y las posibles dificultades en la capacidad de procesamiento de la información en bebedores jóvenes compulsivos, y puede representar algunos de los primeros signos de daño cerebral inducido por el alcohol”, sostuvo Eduardo López-Caneda, de la Universidad del Minho.

Commentarios

commentarios