Como si fuera un gendarme, la mujer custodió la salida del motel Palmeiras, ubicado al este de Bucaramanga, Colombia. Esperaba “pescar” a su marido tras un engaño amoroso. Pero fracasó en la misión. La virilización de una fotografía de ella, espiando entre arbustos, alertó esposo y al personal del hotel alojamiento quienes ejecutaron un insólito plan de escape.

Este fin de semana, la decidida esposa trató de dar con el traidor que alguna vez le había jurado fidelidad. Esa imagen de búsqueda circuló masivamente por las redes, tanto que algunos usuarios previnieron al embustero. Pasadas las horas y quizás cansada, la mujer desapareció de escena.

Los que seguían de cerca esta historia se comenzaron a preguntar por su final. Hasta que la publicación de un video despejó las dudas. Después de varios días de intriga, el establecimiento, donde los cuerpos desnudos suelen juntarse, reveló lo sucedido.

En la grabación se relata que un cliente informó a la recepción sobre que su mujer lo estaba esperando afuera. La gente del establecimiento decidió apiadarse de la situación y comenzó a evaluar la mejor táctica para “refugiar” al adúltero.

“Pensando en la seguridad y discreción de nuestro cliente y en lo particular de la situación, se generan tres alternativas: 1. Disfrazarse de uno de nuestros empleados, 2. Escapar en el baúl de un taxi y 3. Resguardarse en las instalaciones del motel”, describe la grabación.

Al final y después de estar un tiempo escondidos, los amantes lograron escapar sin ser descubiertos. El video termina con la frase “En motel Palmeiras los finales siempre son felices”, dudoso epílogo si es que a la esposa no “se le escapa” esta promoción.

Comments

comments