La historia del abuelo que pasa las noches cuidando a bebés prematuros




David Deutchman, un jubilado de 82 años, es conocido por abrazar a bebés prematuros en la sala de terapia intensiva neonatal de un hospital de Atlanta, Estados Unidos.

Su trabajo es dar contención a los recién nacidos y sus familias.

“Es muy gratificante no sólo porque los bebés lloran y vos podés ayudarlos a dejen de llorar. Hay muchos beneficios de esa conexión de ser sostenido, como cuando un recién nacido pone su cara contra el latido de tu corazón. Llegué a amarlo, pero no sólo por esa interacción con los bebés, sino por toda la atmósfera del hospital”, expresa el abuelo..

Además, no solo está con los recién nacidos sino que también ayuda a las madres: “Hablo con las madres y a veces agarro sus manos, porque sostenerle la mano a una madre es tan importante como sostener un bebe. Estos padres tienen mucho estrés”.

Y agrega: “Tener a alguien que les diga que pueden ir a desayunar y asegurarles que alguien va a estar con su recién nacido significa mucho para ellos. Es importante”.

Nunca sabe con qué se va a encontrar pero el hombre asiste todos los martes y jueves al hospital para brindar ayuda.

“Los desafíos siempre cambian, pero si hay algo de lo que estoy seguro es que las personas tienen que ser cuidadas, y eso es lo que voy a hacer”, dice.

La página de Facebook del hospital infantil de Atlanta compartió una fotografía de Deutchman haciendo parte de su trabajo.

En la imagen se lo ve con Logan, un bebé que nació a las 25 semanas.

“Logan lleva seis semanas en el hospital. Cada noche su madre se va a casa para estar con su hija mayor. Todas las mañanas regresa ansiosa por si su bebé ha estado echando de menos a su mamá. Aquella mañana, entró para ver a su pequeño, en los brazos de David, que le saludó con una sonrisa y se presentó como el abuelo de la UCI”, reza la publicación.

Rápidamente la fotografía se viralizó en las redes, donde todos compartieron y se emocionaron con esta linda historia.

Commentarios

commentarios